domingo, 7 de octubre de 2012

José Elgarresta: "La poesía puede proporcionar un premio Nobel pero nunca los ingresos de un diputado"


A la muerte de su padre algo murió también en él, y es que somos la astilla de aquel árbol caído. Nada más lejos de aquellos recuerdos imborrables que supone un padre, para José Elgarresta desde este estrepitoso comienzo en el mundo de la literatura escribir poesía es una cuestión de supervivencia. Sin ella se siente perdido como un “madero en mitad del océano”.



Abogado madrileño y con raíces en San Sebastián, descubrió su verdadera vocación en la década de los setenta cuando arrolla a la poesía española con ‘Monólogos’. La convicción de que un poema es “necesario, insustituible y memorable” lo sitúa como uno de los poetas más respetados de la actualidad. Ese movimiento que se crea en Elgarresta cada vez que escribe un poema le llevan a escribir obras tan exitosas como  ‘El Rey’,  ‘Poemas Porteños’ -obra que lo convierte en el primer poeta español editado en la prestigiosa editorial Tierra Firme-, ‘Lo que no somos’ o ‘El sacerdote en invierno’.

UNA POESÍA PERSONAL
El amor, el humor, la soledad, la solidaridad, la angustia y el  asombro; son los sentimientos recurrentes en su poesía que le llevaron a ganar el Premio Europa por su carrera profesional, reeditar algunas de sus obras y ser vanagloriado por sus compañeros de profesión.

La poesía de José Elgarresta es demasiado dulce como para no amargar, tan corta como para no recordar, y tan critica como para no sentirse ofendido. Es en este momento tan crucial en el que el autor decide bajar la autoridad política con la pluma. Y es que “la poesía puede proporcionar un premio Nobel, pero nunca los ingresos de un diputado o un consejero de cualquier especie.”

El poeta argentino Esteban Peicovich un día lo describió como "animal furtivo y cazador de si mismo. Ejemplar encapsulado que, en medio del tormento, emite señales de amor y anuncios de vuelo". Anteriormente publicaste 'Cutrelandia, la república de las letras', 'Cuentos ácidos' o 'Cutrelandia II, diario de un sepulterero'. ¿Existe un cambio de la  temática del amor y la superación hacia ahora criticar la situación actual? ¿A qué se debe?
 Las obras citadas son narrativas, y la mía tiene una faceta muy crítica, característica que también subyace en mi poesía pero es más fácil de apreciar en aquella. No es un cambio sino una clarificación y una acentuación de un aspecto de mi escritura. ¿Por qué? Es una cuestión de matices: la poesía refleja más bien el yo interior, la narrativa describe la actuación de ese yo en un entorno. Un entorno  poblado por la sociedad, la cual es un ente que en muchos casos asfixia al  individuo, imponiéndole sus normas. Pues bien, el poeta es el defensor de la individualidad (no el individualismo) en grado sumo.

'Carta abierta a un poeta' es un texto en el que describe lo diferente que es un poeta sobre la inmensa masa conformista de la que quiere diferenciarse y a la que pretende aguar la fiesta. ¿Habla de usted mismo? ¿Es una forma de legitimar al poeta?
Sin espectáculos colectivos no hay masa, pero sin individuo no hay poesía. La función del poeta es recordar a la masa que está compuesta de individuos. El olvido de esta sencilla verdad no es un antídoto contra la  soledad, sino una manera de incrementarla, como el náufrago que bebe agua de mar, alucina y muere. Naturalmente hablo de mí mismo, pero también en  nombre de todos los poetas.

LA VOCACIÓN DE POETA
¿Cree que se valora su profesión?
La poesía no es una profesión, sino una vocación. ¿Valorada? Si la vara de medir es el dinero obviamente no, pero si lo es la necesidad de  interiorizar el mundo y expresarlo en la clave del yo.

¿Recurrió usted al pluriempleo para escribir poesía?
Naturalmente. Tengo dos carreras y una oposición. Nadie puede vivir de  la poesía.

¿Afecta la crisis tanto a las editoriales como para tener dificultad para publicar de manera convencional?
 Más que publicar  lo que siempre ha sido muy difícil es tener una mínima repercusión, pero hoy resulta casi imposible sin el apoyo de un grupo mediático fuerte.

INTERNET, LA NUEVA 'EDITORIAL'
¿Por qué se ha decidido por internet para publicar?
Creo que nos encontramos ante un cambio de modelo. Cualquier publicación, en tanto que medio de comunicación masiva, se llevará a cabo en internet, aunque complementada por la realizada en papel, que permanecerá como un artículo de lujo. Pienso que el futuro, ya presente,  es el e-book y similares. Por otra parte es la manera de saltarse a los  grupos mediáticos y de poder fáctico, que sólo permiten el acceso al  lector a sus socios y amigos.

¿Y qué proyectos tiene en mente?
 Continuar publicando poesía y, en algún momento, alternando con narrativa. Fundamentalmente en internet, aunque complementando con publicaciones en papel.

Miguel Doncel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!