domingo, 3 de febrero de 2013

Ernesto Sevilla: “Copio chistes de bares”

Entrevista realizada en el madrileño barrio de Malasaña.

Así como llega a alcanzar el vaso, mira a través de la ventana. En un bar de Malasaña, con las piernas cruzadas y la chaqueta de punto gris abotonada hasta la mitad del pecho, relata el actor y cómico como en su vida diaria pocas veces le dicen que es un hombre gracioso, ya que en realidad considera que es “bastante tímido”. Ya en clase le gustaba ser el payasete de turno, “aunque me echaran del aula”. Y es que, para Ernesto Sevilla, tener su público es muy importante. Sea donde sea.

Ahora, en la Gran Vía madrileña es donde los espectadores encontrarán su último espectáculo. ‘Despedida Coconut’, un homenaje a sus mejores actuaciones. En el teatroCompac Gran Vía de Madrid monologa sobre vampiros adolescentes y hasta se cree un superhéroe. Las risas e hilarantes gritos del público resonarán a las 23.00 horas los días 8 y 22 de febrero, el 22 de marzo y el 12 de abril.


Ernesto Sevilla López (Albacete, 16 de mayo de 1978) es realizador, actor, humorista, guionista y presentador de televisión. Licenciado en Bellas Artes, desde que empezara como guionista en Paramount Comedy, no ha parado de crear carcajadas. “Fueron mis jefes los que me obligaron a actuar, ya que pensaban que si salía al escenario mejoraría mi faceta como guionista”, relata. De ahí, pasó a trabajar en el programa mensual de humor ‘La hora Chanante’, donde trabaja con Joaquín Reyes y Raúl Cimas, a los que si se le suman  Pablo Chiapella y él, formarían juntos el conocido grupo de amigos y cómicos ‘El cuarteto de Albacete'. 

Fotografía de Patricia Domínguez González.
Además de trabajar en los programas ‘Smonka!’, ‘Cuatrosfera’, ‘Muchachada Nuit’ o ‘Museo Coconut’, entre la audiencia son otras participaciones las que le catapultan como actor de la esfera cómica española. Ernesto Sevilla ha participado en el cine para las películas ‘Estirpe de Tritones’, ‘Pagafantas’, ‘Campamento Flipy’, ‘Spanish Movie’, ‘El gran Vázquez’ o ‘Torrente IV’.

UN PERSONAJE PARA RECORDAR

El intérprete de ‘El Gañán’ ya se habría afeitado aquel bigote que le caracterizaba, aunque él relata: “Yo creo que me queda bien, por eso me lo deje mucho tiempo”.  Al final desaparece el mostacho al igual que el personaje de pueblo que le hizo popular, aunque el afeitado fue debido a que “una novia que tenía por aquella época decía que me quedaba fatal”. De pronto, Ernesto Sevilla se encuentra en los escenarios del teatroCompac de Gran Vía, para despertar la risa del público. Está preparado. “Si te quedas en blanco o la gente no se ríe rápidamente tienes que recurrir al siguiente chiste, si sigue igual la cosa lo mejor es irte a casa”, explica.

¿Qué hay que tener para subir a un escenario?
Si eres humorista tienes que tener los chistes y bromas necesarias para que la gente se ría, y eso se consigue escribiendo.

De 'Despedida Coconut', ¿qué esperas?
Pues quiero que todos se diviertan, se sientan satisfechos y no se sientan engañados. Je, je... Es una recopilación de los mejores monólogos que llevo haciendo en estos diez años, con los que la gente se divierta también con cosas nuevas que he añadido. Habrá alguna sorpresa. Además de espacio para la improvisación.

¿Qué es lo nuevo que has incorporado?
Chistes. Pero no te lo puedo contar porque dejarían de serlo. ¡Ja, ja! Bueno, serán nuevos para aquellas personas que me haya visto por televisión antes, para que vayan allí y se encuentren con algo diferente a los clásicos de siempre.

¿Qué monólogo te gusta más?
En realidad, todo lo que hago es lo que realmente me gusta, de todo el material del espectáculo he elegido aquel que más me gusta hacer. Si el público no percibe que te gusta, ellos se aburrirían tal y como el propio actor. Así, cojo trozos de varios monólogos, y los fundo por bloques. Uno de ellos es el monólogo sobre los adolescentes.

CÓMO LO HACE

¿Escribes siempre tus monólogos?
Sí, siempre. Aunque también copio chistes de bar.

Entonces, ¿cómo empiezas a escribirlos?
Pues hay dos maneras. Por un lado, cuando te sientas delante del ordenador con un tema elegido previamente y lo voy desarrollando. Por otro, cuando en un bar escucho alguna broma, la apunto para insertarla después, o adaptándola al tema. Elijo un tema y lo voy desglosando punto por punto, o con chistes que no tienen nada que ver busco un nexo en común para poder enlazar.

Y en una escena conjunta de un sketch, ¿cómo se os ocurren las bromas?
Todos los días hay un trabajo en equipo previo, como de oficina, en el que juntos pensamos chistes, o se proponen temas. Incluso puedes llevar uno preparado y juntos lo dialogamos. El trabajo en equipo es el mejor.

¿Cuántas veces paráis de grabar un sketch por no contener la risa?
En el trabajo todos nos podemos reír. Pero, paramos muchas menos veces de las que la gente se creería. Al final cuando vas a grabar tienes un tiempo que cumplir, aunque no estemos picando piedra. Al final, si tienes ganas de soltar una carcajada terminas aguantando la risa porque tienes unos planos que terminar.

¿Qué tiene de especial 'El Gañán'?
Es un personaje como cualquier otro al que la gente le gusta más y con el que he disfrutado mucho. Y es bonito que se me recuerde por él, se lo debo agradecer.

¿Has pensado en 'El Gañán' como una contraposición entre el pueblo y la ciudad?
Cuando lo interpreto pienso en el guión que tenemos entre manos. Todo lo que se plantea viene ahí escrito, así cuando planteamos al personaje lo pensamos hablando de grandes temas que no le pegan hablar a una persona de pueblo, o de temas delicados.
Podríais llevarlo a Alemania. ¿Qué haría allí?
Pues se iría a trabajar, supongo. Tal y como está la cosa. ¡Ja, ja, ja!

¿Te viste encasillado en este personaje?
Sí, en un momento llegue a la conclusión que no había que contar más sobre él. No porque creyera que estaba encasillado, en realidad me da igual que me llamen así por la calle. Ya no me lo pasaba bien. Lo dejé porque creo que para que se lo pase bien el público también tengo que disfrutarlo yo.

DÓNDE NACE

Entre tus referentes se encuentran los Monty Paithon.
Sí, incluso copiamos Sketch enteros. Lo pasamos por un tamiz manchego. Somos grandes admiradores de ellos, copiones realmente. De hecho, una vez entrevistaron a Terry Gillian, y el periodista tuvo la amabilidad de preguntarle si nos conocía. El hombre dijo que no, pero confesó que ellos ya habían copiado antes otras cosas.

¿Considerarías que los chistes y parodias de las redes sociales no los pueden superar los cómicos?
Una cosa no desbanca a la otra. Creo que hay sitio para todos, y los cómicos se pueden nutrir de las redes sociales para hacer mejor sus monólogos.  Incluso amigos cómicos utilizan este tipo de plataformas para probar sus chistes.

¿Qué proyectos tienes en mente?
Estamos escribiendo la película sobre ‘Muchachada Nuit’, que fijándonos en nuestros ídolos los ‘Monty Python’, hemos querido que fuera parecido a ‘La Vida de Bryan’, y como hacían ellos interpretamos con diferentes caracterizaciones varios personajes. También he empezado de realizador para publicidad, además de hacer algo para televisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!