lunes, 1 de julio de 2013

Una isla low cost en Madrid

Alguna vez alguien, en algún lugar, errando por el camino, caería por la lengua de asfalto que cae ante la boca de metro de La Latina. Ése, acertaría mas sin saberlo, pues disfrutó de un espectáculo sin igual en el que las libertades y derechos son las piezas calves de todo el engranaje. El Campo de la Cebada, en pleno centro de Madrid, se constituye como un centro de ocio y cultura creado por los ciudadanos.

Imagen actual del solar en La Latina.
En la pagina web del centro explican que  "los vecinos y vecinas del Distrito Centro se agrupan para fomentar el uso temporal del solar del derribado polideportivo de La Latina, durante el tiempo en el que las obras previstas para su nuevo uso urbanístico no se lleven a cabo". Así,pronostican que pasarán años antes de que esto ocurra, y no quieren un espacio vacío y abandonado en el centro de Madrid. El disfrute del espacio público frente a los espacios ofrecidos por entidades privadas,es su premisa.

Una especie de cultura del trueque, en el que cada vecino ofrece sus aptitudes basándose en el beneficio común. Aquella esencia, es la que los vecinos quieren recuperar. Y es que el mercado ha significado un punto de encuentro, un espacio en el que se socializan, y un centro de distribución de bienes. 

EL PRIMER MERCADO

La plaza debe su nombre al lugar donde se separaba la cebada destinada a los caballos del rey y de los regimientos de caballería, donde acudían los labriegos de las cercanías de Madrid a vender la cebada.
Fotografía del primer mercado moderno construido.
E
n 1870 empezó la construcción del Mercado de la plaza de la Cebada -entonces llamada plaza de Riego-, realizado bajo la dirección del arquitecto Mariano Calvo Pereira y siguiendo el modelo del mercado de Les Halles en París. Construido con modernas estructuras de hierro y cristal, se presenta un edificio de planta irregular, compuesto por dos pisos, y con una superficie de 6.323 metros cuadrados. El edificio fue inaugurado por el Rey Alfonso XII el 11 de junio de 1875.

El mercado se convirtió en el palacio de la alimentación, del intercambio, del diálogo, de los encuentros y relaciones sociales, de la cercanía entre las personas, y de la venta de productos locales y perecederos. Este mercado y el de los Mostenses -situado en la plaza de los Mostenses, cerca de Plaza de España-, se explotaban por una compañía extranjera hasta ser adquiridos por el municipio.

EL ÚLTIMO DE TANTOS OTROS

Después de muchas demoliciones, el mercado construido en 1870 fue echado abajo y reconstruido al unirse los vecinos del barrio por primera vez y con la intención de recuperarlo. Hasta llegar a ser después del paso del tiempo y muchos cambios, en 1992, un macro polideportivo. Envuelto en la nueva moda del centro comercial, llevando a los mercados y sus comerciantes a las perdidas de dinero. Dos piscinas, sala de musculación, centro de fitness, y un largo etcétera deportivo; al que un vecino recuerda "masificado", en el que "en las piscinas a veces había nadando hasta seis personas por carril", explica. Pero en Agosto de 2009 la empresa constructora COARSA acabaría con el polideportivo de La Latina, y actualmente también pretende demoler el inmueble de la Calle Huerta de Bayo, junto al solar. 

En 2003 el Ayuntamiento de Madrid comenzó a pensar en un proyecto de remodelación urbanística central de la plaza de la Cebada, que incluía el mercado de la Cebada. Se convocaría un concurso de ideas resuelto en 2007. El proyecto ganador propuso la demolición del actual mercado, y la construcción de uno nuevo en el espacio que ocupaba el polideportivo. A su vez, la plaza sería profundamente transformada para convertirse en un espacio peatonal con mayor utilidad pública que en la actualidad. La remodelación del mercado incluía dos plantas de mercado mas una superior para uso terciario, ademas de la construcción de cuatro plantas mas bajo nivel que ampliaría el actual parking. Sin embargo las obras se han ido retrasando hasta ser aplazado sine die por falta de financiación municipal.

CAMPO DE LA CEBADA II

Actualmente se ha recuperado el espacio, en el que se realizan multitud de actividades destinadas a los vecinos de la ciudad de Madrid. Se hacen muestras en un solar habilitado al más puro estilo low cost, con el la norma de ofrecer lo mejor de sí mismo y obtener así lo mejor de los demás. 


También hay un equipo de baloncesto juvenil, para niños entre 9 y catorce años. O como este pasado sábado 22 de junio, que estrenaron 'Floripondia', una obra de teatro infantil. Además. cuenta con su propio Festival de Teatro, en el que se van representando obras de teatro semanalmente. Además de continuas asambleas del movimiento ciudadano 15-M. 

Lo más novedoso para esta temporada es el 'Cebada Campus', La Universidad Popular de Verano,  como un espacio-tiempo que dedica el Campo de Cebada a crear y compartir conocimiento, a hacer del espacio un laboratorio y por qué no, una escuela, una universidad, un colegio, un taller, un campus. Autoformación como una de las formas que definen este espacio ecléctico y cambiante. "Todas las personas somos intersecciones y engranajes en el fluir constante del conocimiento", comentan en la página web como una de las razones de su existencia. El Campo de Cebada -ahora Campus- es un laboratorio continuo de procesos replicables, de conocimientos heredados y ,sobre todo, transmisibles.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!