jueves, 19 de diciembre de 2013

Ana Torrent: “Cada personaje me llena de una forma diferente”

 La actriz madrileña ha destacado en el cine desde su niñez trabajando en cintas como 'El espíritu de la colmena', o en los años 90' con 'Tesis' de Alejandro Amenábar.

Imagen captada por M.A. Gil.
Después de tanto tiempo no es difícil, curiosamente, recordar cómo apreciaba cada palabra del relato que venía a contar. Una y otra pregunta se seguía la otra a la una. En un lugar especial de la capital de Extremadura, el Hotel Mérida Palace. Junto a sus compañeras de la obra teatral ‘Fuegos’, la actriz Ana Torrent comenta peculiaridades del montaje, del Teatro Romano de Mérida y algunas curiosidades más de su vida profesional.


Fotografía de M. A. Gil.
Ana Torrent (Madrid, 12 de julio de 1966) debutó en el cine siendo todavía un bebé apareciendo a finales de los años 60' en la película de Germán Lorente ‘Un Día Después De Agosto’ (1968). En su niñez conoció uno de sus mejores momentos como actriz, ya que destacó como protagonista de ‘El Espíritu De La Colmena’, de 1973 y dirigida por Víctor Erice. También intervino en películas destacadas de Carlos Saura como ‘Cría Cuervos’ (1976) y ‘Elisa, Vida Mía’ (1977), ambas co-protagonizadas por Geraldine Chaplin.

Otros títulos de su filmografía son ‘Yoyes’ (2000), en donde interpretaba a la ex miembro de ETA que titula el film, la serie de películas de Peter Greenaway ‘Las Maletas De Tulse Luper’, o ‘Las Hermanas Bolena’ (2008), película en la que interpretaba a Catalina De Aragón al lado de Scarlett Johansson y Natalie Portman. En la película de terror ‘No-Do’ (2009) era Francesca, una pediatra que comienza a sentir extraños fenómenos paranormales en su nueva casa de campo.

EN LOS 90’

Quizá, si tiene entre veinte y treinta años – y tal vez algunos más – recuerde a la actriz Ana Torrent por su actuación en la película ‘Tesis’, del director madrileño Alejandro Amenábar. “Era la primera  película de Alejandro pero desde el primer momento confié, al igual que el resto del equipo”, comenta Torrent. “Se veía su profesionalidad, nos quedamos impactados; era muy puntero y ya lo tenía todo montado en su cabeza”, prosigue explicando.  La película, grabada en parte en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, es un icono del cine español.

M.A. Gil.
De referente del cine al del teatro. El verano de 2013 ha sido el elegido para que Ana Torrent decida venir a Mérida para representar ante las columnas del Teatro Romano la pieza teatral ‘Fuegos’, junto con actrices de la talla de Carmen Machi o Cayetana Guillén Cuervo. “Otra vez había estado en la ciudad grabando una película, y por supuesto estuve en el teatro”, confiesa. Así, continúa explicando: “Jaime de Arguiñán era el director, y teníamos una escena paseando por el graderío del teatro. También recuerdo una cinta [‘El hombre de arena’] en la que trabajé era recreada en Mérida pero no grabé aquí”.

LA ENTREVISTA

¿Qué significa para usted el Teatro Romano de Mérida?
Mucho respeto. En realidad para mi cualquier actuación, cualquier estreno, cualquier público merece un respeto. Después de treinta o cuarenta actuaciones yo siempre intento dar más. Cada día que me pongo en el escenario tengo un gran respeto al trabajo que voy a hacer. Pero la verdad que es mi primera vez aquí, en este teatro, y sí que impone.

¿Cómo definiría el espectáculo ‘Fuegos’?
‘Fuegos’ es la búsqueda de una salida en la mujer. Saber que le pasa, reconocer su dolor. Cómo salir de ahí y utilizar todo ese dolor para seguir viviendo, para seguir luchando. Y eso lo hace a través de unos personajes que invoca y lleva a distintos momentos unos personajes que recrean ese dolor. Es algo que todos pasamos en un momento de dolor. Y en el caso de mi personaje supone abandonarse, hundirse. Es una mujer que ante un dolor tan grande cada uno lo vive de una forma diferente. Ella lucha y lucha pero cree que no lo superará.

En su carrera, ¿cuál ha sido tu mejor papel?
Yo creo que cada personaje te llena de una forma diferente dependiendo del momento, de tu circunstancia personal o por lo que supone el rodaje. Incluso por lo que cuenta en su historia. Hay muchos personajes que por distintos motivos les tengo un gran cariño. Hay muchos. Sinceramente no puedo decidirme porque tocan diferentes teclas de mi vida. Puedo pensar en personajes que me gustaría hacer.[…]

PAPEL PENDIENTE

¿Cuál le gustaría hacer?
Hay muchos. Tampoco tengo uno en concreto. Ahora me viene a la cabeza la pieza ‘La Gaviota’ de Antón Chéjov [Esta obra en su estreno el 17 de octubre de 1896 fue muy abucheada], y el papel de la madre. Quizá ese me gustaría.

¿Qué tiene esa madre?
Esa actriz, ese tipo de vivencia, de no querer ver. No enfrentarse con el dolor y la realidad. Pero no me quedaría con ningún personaje, ya te digo. Porque cuando me ofrecen uno me lanzo.

¿Le siguen llamando “La niña de ‘El alma de la colmena’”?
No, no. Bueno, en realidad como fue una película que tuvo mucho boom, hay gente que la tiene de referencia. Pero no, no; ha habido trabajos posteriores y también es para la gente que se acuerde.

¿Qué le queda por cumplir?
Muchas cosas. Son cosas personales de mi vida…

Pero me refiero al trabajo.
Seguir disfrutándolo, de tenerlo y disfrutar haciendo buenos personajes y participar de buenos proyectos. Aprendiendo, seguir teniendo ilusión.

Bueno, la generación anterior a ‘Tesis’.
¡Jaja! Claro. Esas cosas pasan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!