lunes, 23 de diciembre de 2013

Falacias neoliberales para el desempleo español

El sociólogo y politólogo Vicenç Navarro cuenta en el blog de Público cuestiones inverosímiles de la crisis en España. 

Durante muchos años ha sido un dogma en los círculos financieros, económicos, mediáticos y políticos que definen la sabiduría convencional en nuestro país, que el elevado desempleo en España se debe a la “excesiva rigidez” del mercado de trabajo, es decir, que al empresario le era y continúa siéndole muy difícil despedir al trabajador. Éstas y más verdades a medias son recopiladas y analizadas por Vicenç Navarro, Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Barcelona, en el blog del diario Público. 

Con el cometido de esclarecer varias cuestiones que preocupan a todos los españoles y despiertan la curiosidad en el extranjero, cuenta su interpretación de porqué en España hay un desempleo tan elevado, y que se ha responsabilizado a los sindicatos "por dar excesiva protección a los primeros a costa de los segundos". Vincenç cuenta en el blog que el empresario era "reacio a contratar trabajadores, pues temía que le sería muy difícil despedirlos si así lo deseaba". 

CATEDRÁTICO-BLOGUERO

Vicenç Navarro, que también es actualmente Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, prosigue explicando: "Se decía y repetía constantemente en los medios donde se promueve esta sabiduría convencional, que el mayor problema que existía en el mercado de trabajo español era la excesiva regulación a la cual estaba sometido y que había segmentado el mercado laboral. Dividiéndolo entre los insiders, que tenían un contrato fijo, dificilísimo de romper (la mayoría hombres), y que hacía muy difícil al empresario despedir al trabajador. Y los outsiders, a los que les era muy difícil entrar en el mercado de trabajo, y que cuando trabajaban sólo conseguían contratos muy precarios: la mayoría jóvenes y mujeres".

EL ANÁLISIS

La palabras de Vicenç Navarro lejos de resultar un apoyo a las ideas capitalistas, resulta ser una punzada certera al argumento del neoliberalismo. ¿Pero qué es? El término neoliberalismo, como tal,  fue introducido a finales de  los años 30' por los liberales europeos con la intención de alimentar una nueva forma de liberalismo económico intervenido en algún nivel, político y social para corregir sus propios errores.

En definitiva, se trata de darle un lavado de cara, lo que se pensó para evitar las deficiencias que llevaron al crack del mercado de valores en 1929. Una crisis financiera a nivel mundial, que llevó a la quiebra a miles de empresas, escasez de recursos, perdidas de derechos, el suicidio en masa... Es el exilio de la Democracia basada en el Estado de Bienestar del país, despojando a los ciudadanos de sus Derechos sociales.

De todas formas, para ayudar al lector a entender el término "neoliberalismo" y lo que supone para el conjunto de los ciudadanos, cabe especificar las formas en la que éste se usa. Algunas incluso con connotaciones emocionales, con el afán de descalificación de las ideas de un adversario que defienda una economía de mercado, utilizándola como sinónimo de corporativismo

A veces se apropian de la palabra aquellos que tienen el fin de agrupar un conjunto de ideologías y teorías económicas que promueven el fortalecimiento de la economía nacional -macroeconomía- a través de la aplicación de recomendaciones de la escuela neoclásica en la política económica de un país como por ejemplo: la división internacional del trabajo o globalización, o a través de algún tipo de desregulación.



División internacional del trabajo, significa hacer una cadena de montaje de un producto entre países. En China se hacen sólo cordones, en Pakistán la suela del zapato... Dependiendo del resultado de los costes que supone la fabricación de cada una de las piezas en cada país, para ser construido definitivamente en otro, el dueño de la empresa transnacional (las grandes coorporaciones a nivel mundial, como Nike). Todo esto va unido al concepto de globalización, que supone la mundialización de un mismo mensaje o idea: el Capitalismo. El neoliberalismo es la pieza final donde entran en juego los gobiernos de cada país, que promoviendo unas normativas que permiten a las grandes empresas ejercer su poder con total libertad.


Sin embargo no hay un consenso sobre su significado específico, pues el término no define una teoría económica concreta, y tampoco indica una filosofía política claramente identificada debido a la diversidad de escuelas y movimientos que se le pueden relacionar.

¿QUÉ SUPONE PARA NOSOTROS?


La política de Rajoy recuerda a la de José María Aznar por más que por el hecho de ser un Gobierno de Derechas. Según el coordinador federal de Izquierda Unida y presidente portavoz de su grupo parlamentario,Cayo Lara, ha hecho una primera valoración de alcance del Ejecutivo, pues "conviene no perder de vista que cinco de los nuevos ministros ya tuvieron algún tipo de responsabilidad gubernamental en los gobiernos de José María Aznar”.


Para Lara, “algunos de los nombres más señalados del nuevo Gobierno son personas claramente vinculadas al capital financiero. Luis de Guindos es un ministro de los mercados, consejero en su tiempo de la quebrada Lehman Brothers y director del Instituto de Empresa, un centro de formación claramente neoliberal”.
EN QUÉ SE TRADUCE
Para el ciudadano aceptar este tipo de ideología económica, política y social supone tolerar algunas normas que no amparan su bienestar, sino el de la empresa. El neoliberalismo entiende que si la empresa va bien, al trabajador le irá bien. Lo cual, es comprensible que todos los trabajadores de la entidad caminarán al mismo ritmo con el fin de cuidar de la mano que le da de comer, para que pueda cuidar de los trabajadores. 
Desde luego, tiene sentido, pero entonces lo que es incomprensible son las normas que cada viernes -a la hora de la siesta, para ser más sutil- el Gobierno de Mariano Rajoy aprobase para perjudicar totalmente al ciudadano -ya no al trabajador, que también- para dar poder a la empresa como persona jurídica. Una mentira, maquillaje. La mentira del neoliberalismo. La gran falacia del neoliberalismo.

LA FALACIA

Es conveniente continuar explicando que en el mercado no todos son buenos momentos. Cuando las cuentas salen con números en negativo es cuando entra el juego de recortar en gastos. Y el primer gasto de la lista que resulta más fácil y sugerente para ahorrar costes es la mano de obra. El trabajador. El hombre.  El despido. Aquel al que la empresa en los buenos momentos se dedicaba a cuidar con viajes, dietas, coches de empresa y demás pomposidades, en la calle.

"¿Es la empresa el nuevo 'Papá Estado'? ¿Pretende realmente serlo?"
Cada viernes hemos visto como Rajoy aprueba leyes que permiten al empresario despedir como lo desee a sus trabajadores, vemos como se reducen los derechos sociales de Educación y Sanidad, censura, opresión... Todo lo que supone reducir al ciudadano a un mero elemento de la empresa, una pieza más del engranaje empresarial que se dirige a la obtención del máximo beneficio. No al del bienestar de las personas, de todos los que constituimos un país. De todos los españoles libres.

LAS PERSONAS
Este último término es necesario comprenderlo: persona jurídica y persona física era indiferenciable antes de la entrada al poder de Mariano Rajoy, lo cual ahora sí. Está bien, esto al menos de todo lo que han hecho. Era una de las bases de la especulación, ya que en la propia definición de persona en los texto jurídicos se podía entender que las empresas e instituciones como tal son PERSONAS. De esta forma, las donaciones entre corporaciones era algo fácil. "¿Por qué no voy a donar dinero a quien yo quiera?", diría una empresa. "Soy una persona con los mismos Derechos y Libertades que cualquier otra que camina, anda, come y tiene pies, cabeza... Aunque yo no".


"¿Lo recuerdas? Las personas envueltas en la cotidianidad se olvidan de quiénes son, realmente lo creo"  
Entonces... ¿Quién soy yo? El que escribre. El que lee. Los que nos rodean. ¿Quiénes somos? ¿Qué somos? Si una empresa es una persona, algo abstracto, compuesto de otras personas que sumisas a esa otra hacen lo que le place. Lo que le supone beneficio a otras personas que se esconden tras una persona abstracta. El hombre ahora está dominado por Coca-Cola, Mc Donal´s, Nike...  Es una dictadura, la de la empresa. Es otro tipo de reinado: el de las marcas. 

PARA SABER MÁS... 


Si deseas descubrir más verdades sobre el mundo en el que vivimos en Say Say te animamos a ver este documental titulado 'La doctrina del Shok', basado en el libro de Naomi Klein. El documento narra la forma en la que los llamados "Chicago boys" de Milton Friedman -profesor de Economía en la Universidad de Chicago-, utilizaron el descubrimiento de los electroshock de la psicología para borrar los recuerdos y regresar al sujeto a un estado infantil, y poder reescribir su historia, lo trasladan al contexto socio económico de los países en vías de desarrollo, para propinar shocks económicos -alza de impuestos, eliminación de subsidios y políticas sociales, aumento de precios, etcétera- y así, permitir mejor saquear los recursos naturales y enriquecer a las trasnacionales.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!