domingo, 29 de diciembre de 2013

Tristán Ulloa: “No aprendemos de la historia”

El actor nacido en Francia actualmente ha interpretado a un alto cargo militar en la Tv Movie ‘El tiempo entre costuras’. 


Fto.: Manu Rubio.
La historia, gran enseñanza de generaciones. Cuando se oye por primera vez, se escucha como si fuese algo  increíble. En la segunda ocasión, se perciben detalles que antes no. Después la historia se convierte en cuento. Tal vez esa sea la razón por la que olvidamos que se relata una realidad. El guion de ‘Julio César’, del joven director Paco Azorín, descubre una fábula de abuso de poder y corrupción muy real.


Los hechos que se cuentan son de hace 2000 años, pero están vigentes. La historia debería enseñarnos pero parece ser que no. No aprendemos. La corrupción, el abuso de poder… Dice mucho de nosotros como especie que no sepamos corregir nuestros propios errores”, comenta Tristán Ulloa. El actor da vida a ‘Bruto’, el personaje que daría muerte al emperador de la República Romana hace dos mil años.

EN MÉRIDA

Imagen captada por Manu Rubio.
Uno tras otro. El primero precedía al segundo. Los periodistas iban entrando a la sala del Hotel Mérida Palace de la capital extremeña para entrevistar a Tristán Ulloa. Tras la rueda de prensa. El intérprete, acogido por el calor de la ciudad y cubierto de los nervios de actuar por primera vez en el Teatro Romano de Mérida además de ánimos y profesionalidad, confiesa: “Es una cuenta que tenía pendiente y que me apetecía mucho saldar. Se ha dado en un momento perfecto la obra, la compañía y el sitio. Y poco hay que decir ante semejante monumento. Ahora mismo representar una obra en este teatro es lo mejor que me puede pasar”.

Tristán Ulloa (Orleans, 6 de mayo de 1970), es descendiente de españoles exiliados en Francia aunque de niño se trasladó con sus padres a Vigo. Allí estudió Empresariales, pero dedicó su tiempo libre a la interpretación, hasta que finalmente eligió este camino, y estudió con Juan Carlos Corazza y en la Real Escuela Superior de Arte Dramático. Fue en 1997 cuando debuta en el cine en la cinta de terror ‘Memorias Del Ángel Caído’ (1997) de David Alonso y Fernando Cámara. Un año después, su trabajo en ‘Mensaka’ le reportaría una nominación al Goya como mejor actor revelación.

SUS COMIENZOS

Fto.: Manu Rubio. Hotel Mérida Palace.
Uno de los personajes que marcaría un antes y un después en su carrera -según lo califican así muchos medios de comunicación- fue el de Lorenzo en ‘Lucía y El Sexo’ (2001), por el cual también fue candidato al Goya en la categoría de mejor actor protagonista. Aunque también se comenta lo mismo de su personaje actual en la Tv Movie ‘El tiempo entre costuras’-basada en la novela de María Dueñas-, en la que interpreta a Juan Luis Beigbeder: un alto comisario de España en Marruecos y primer Ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de Franco.

Años más tarde, en 2003, intervendría en cintas como ‘El lápiz del carpintero’, y en 2007 con ‘Mataharis’, interpretación por la cual volvió a optar a un Goya. Pero a parte de actor, Tristán también ha dirigido sus propias películas: En 2007 debuta como cineasta con ‘Pudor’, película codirigida por su hermano David. Ambos fueron nominados al Goya como directores. Pero… ¿Sabías que Tristán lo fue también como guionista?

LA ENTREVISTA

¿Habías estado antes en el Teatro Romano de Mérida?
Como espectador. Y me pareció algo apoteósico, casi demencial. La obra del hombre junto a la naturaleza están ahí, con tantos años de por medio, y la historia. La de las piedras. Además de las que ahí se cuentan.Un Teatro Clásico que sigue estando vigente. Todo encaja. Es algo muy raro, perverso y desde luego: muy bello.

Cuando cogiste el texto, ¿cómo te planteaste a ‘Bruto’?
Básicamente cuando leí el guion de Sheakespeare, y cuando tenía el texto asimilado, entendí a mi personaje, a ‘Bruto’. En realidad, la historia está contada hace 400 años sobre lo que pasó hace dos mil. Y que ahora sigue ocurriendo. Nos encontramos ante algo que no deja de ser una versión de los hechos.

Entonces lo que he hecho ha sido tener en cuenta los hechos históricos, y me ayudó a comprender que ‘Bruto’ no es el malvado, o asesino de Julio César que nos inculcaron. Hay algo más detrás, un lenguaje que hay que entender. Sobre todo por la forma de Gobierno de un país. En este caso de la República Romana, en la que estaba por encima de todo el bien común. Entonces: ¿Qué es ‘Bruto’? ¿Un magnicida o un tiranicida? [Magnicidio: asesinato de un personaje relevante  – Tiranicidio: dar muerte al tirano.] Yo creo que es el espectador el que debe decidirlo.


¿Se ha relacionado con hechos de la actualidad desde su estreno?
Por supuesto.

RECUERDOS

¿Cuál ha sido tu obra de teatro más costosa?
Yo hice un Roberto Suco, hace unos veinte años, que me pillaba muy joven pero con muchas ganas de empezar. Era un personaje complejo: un asesino esquizofrénico, con todo lo que conlleva esa patología y además con la imagen del personaje en la época antigua en Francia.  Me hacían llamar ‘Ángel de la Muerte’, creo… De todas formas me refiero a él porque el personaje me pedía mucho anímicamente y físicamente. Fácilmente, creo que perdía dos kilos por función. Pero me veía con la necesidad de comer mucho y hacer deporte para mantenerme bien.

¿Te ha ocurrido con ‘Julio César’?
En parte. Pero de todas formas el personaje de ‘Bruto’ lo he disfrutado mucho, y con la edad he aprendido a administrarme la energía. Y a saber disfrutar en cada momento con lo que estoy haciendo, por supuesto.

Sueños, ¿uno cumplido y otro por cumplir?
Pues mira, lo primero es actuar en Mérida. Y otro, que ya cumplido también, ha sido actuar hace un par de meses en una obra de teatro que dirigí en El Ejido de la que me siento muy orgulloso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!