miércoles, 15 de enero de 2014

Operación Tormenta del Desierto

El 16 de enero de 1991 el Presidente de los Estados Unidos ordenó el bombardeo aéreo de la ciudad de Bagdad, dando comienzo la costosa e inútil Guerra de Irak. 

Tal día como hoy... pero del año 1991, George Bush da comienzo a la Guerra del Golfo con la conocida Operación Tormenta del Desierto. Es cuando comienzan los bombardeos sobre la ciudad de Bagdad. Las imágenes, recogidas por los medios de comunicación de todo el mundo, resultaron espeluznantes para algunos, y para otros, una muestra de poder. 

La Operación Tormenta del Desierto fue el nombre para la acción militar capitaneada por EE.UU. para obligar la retirada del poder iraquí de Kuwait. Por otro lado, tenía la intención de destruir el poder de Saddam Hussein a través de la guerra agresiva contra sus vecinos. El abrumador éxito de la batalla conmocionó al mundo y muchos aspectos del procedimiento siguen siendo estudiados hasta la fecha para definir las prácticas militares convencionales modernas.

En los medios de comunicación tuvo un impacto importante. Las imágenes recogidas y mostradas a los ciudadanos ofrecían la visión de una guerra sin víctimas. No había cuerpos. Sólo se enseñaba el despliegue militar, los soldados estadounidenses haciendo uso del armamento o paseando, y demás demostraciones de valía de un ejercito enormemente superior al del país invadido.


La Guerra del Golfo, también designada como Operación Tormenta del desierto, fue la guerra entre Irak y una coalición internacional, compuesta por 34 naciones, por la invasión iraquí al Emirato de Kuwait. El plan de ataque se llevaría a cabo en dos fases con el "apoyo" del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El Consejo, con el acuerdo de la Liga Árabe, lanzó una última advertencia a finales de la década de los 90': Irak debía abandonar Kuwait o habría guerra.
LA GUERRA HA COMENZADO


Finalmente, el 16 de enero de 1991 las fuerzas militares internacionales bajo el mando del general Scharwzkopf, con unos 800.000 hombres, iniciaron su participación bélica con bombardeos aéreos que sacudieron la ciudad durante un mes. Objetivo: evacuar Kuwait y propiciar la caída de la autoridad iraquí.

LOCALIZACIÓN


Kuwait, cuyo nombre oficial es Estado de Kuwait (en árabe: دولة الكويت, Dawlat al-Kuwayt) es un país árabe situado en Asia Occidental, en el extremo noreste de la península Arábiga y en la punta norte del golfo Pérsico, donde comparte fronteras con Irak por el norte y con Arabia Saudita por el Sur. El país del conflicto, Irak, tiene como capital la ciudad de Bagdad,  (en árabeبغدادBaġdād) es también la ciudad más grande del país, con 6.431.839 habitantes registrados en el año 2008 y una de las más pobladas de Oriente Medio, después de El Cairo y Teherán. Está situada junto al río Tigris, principal abastecedor de agua potable. 

Sin embargo, según el escritor inglés Mark Leonard -Londres, 1974; autor de 'Por qué Europa liderará el siglo XXI' y columnista habitual de gran prestigio para gobiernos y empresas- considera en sus publicaciones que al buscar apoyo EE.UU. en la Unión Europea para invadir Irak se encontró con un red de países que se dividían en opiniones. Tal que así, las Naciones Unidas no estableció un mandato y los europeos no estaban decididos.

Europa, por muchas razones entró en un juego del que no se sabría decidir si salía perjudicada -por las perdidas humanas en la guerra y grandes atentados como el de Madrid con el 11S- o beneficiada por los grandes "éxitos" que los gobiernos pregonasen, como: preservar la alianza atlántica entre EE.UU. y la Unión Europea, restaurar la autoridad de las Naciones Unidas, que se encontraba olvidada durante "décadas de paz"; y evitar que la guerra preventiva fuese la norma. 

Por su parte, Europa -o más bien la fuera de la Unión Europea- pretendía ejercer su poder sobre un terreno que le resultaba ajeno. El poder de la UE reside más en lo económico que en lo político pero el poder trasformador que tiene sobre los países que consigue atraer es abrumador. Este poder es el que pretendiese ser ejercido sobre el pueblo de Irak: trasformas todo su entramado político desde el exterior, a la fuerza, con la oposición de los ciudadanos del país y de los europeos. Sólo con el apoyo de los americanos sorbidos por las ideas vistas en televisión sobre una "guerra pacífica", con esas imágenes que parecen recrear un videojuego. Así no se hace la Democracia...

SÓLO ERA UN JUEGO

Las opiniones de sociólogos y politólogos respeto a la Guerra de Irak van más allá de la consideración de una guerra para "sacar el petróleo" a un "juego de poder". La política de vigilancia de las Naciones Unidas con respecto a Irak sí dependía del poder estadounidense. Si no se hubiera producido la primera invasión de Irak en 1991, jamás se habría permitido la entrada a los equipos de la UNSCOM: Comisión Especial de las Naciones Unidas para el Desarme de Irak.

¿BOMBARDEAR O VIGILAR?

El problema del modelo de las Naciones Unidas es que sustituye la amenaza externa de la fuerza por la amenaza externa de la vigilancia. Para entender mejor estos dos conceptos, Foucault -historiador de las ideas, psicólogo, teórico social y filósofo francés- utiliza una metáfora para describir el auge de, lo que el llamó, "sociedad de la vigilancia" refiriéndola con una cárcel denominada Panopticon. Se refería a un edificio circular, con las celdas alrededor de un patio abierto. Sin barrotes. Los presos estaban en sus habitáculos. Pero en el centro del círculo, rodeado por cristales que no dejan ver lo que hay está detrás: un celador que los controla. Pero otras veces no está. Así, el preso no sabe cuando está siendo vigilado, pero siempre decide comportarse bien para evitar ser castigado. 

A primera vista resulta una gran falacia: ¿Quienes se creen esos países para someter a otros a su vigilancia? El poder de la ONU reside en controlar el orden mundial, desde su origen tras las dos Guerras Mundiales. Pero, tras la perdida de poder de consenso y control tras el periodo de paz, o al menos en el "tranquilo" tiempo de la Guerra Fría en la que las demostraciones de fuerza sólo eran por "peso de escopeta", es decir: ver quién puede más.

Y QUÉ MÁS...

La Guerra de Irak, en pocas conclusiones, vino a ser un JUEGO. En ese juego, tanto la Unión Europea como EE.UU. quisieron demostrar muchas cosas: El pueblo de Irak no tenía la culpa de nada y no ha salido beneficiado en nada, se llegó al fin de la Guerra Fría y se escribieron unas páginas "perfectas" de la Historia, se recuperó el protagonismo perdido de la ONU... Y todos vieron cine en el telediario.

Como última consideración: Si los historiadores han tomado la determinación de considerar la Guerra de Irak como el fin de la Guerra Fría y los sociólogos como el cambio del costoso "poder por la fuerza" por el práctico "poder por vigilancia"... ¿Qué hay de nuevo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!