miércoles, 11 de junio de 2014

SED: "El amor es un complemento vital para avanzar y generar felicidad"

'Como aquel verano del ático', disponible ya en Spotify, es el single presentación del álbum Pop amable.




"Mi vida es música desde que suena el despertador hasta que acaba el día. La música es mi pasión, mi trabajo, mi entretenimiento y mi desconexión". Sed, el cantante que ahorca las notas en la partitura hasta que exprime una banda sonora perfecta para experiencias universales. El amor, el recuerdo, la pasión y los mejores momentos que se guardan en la memoria están presentes en 'Como aquel verano del ático', el primer trabajo en solitario de Sed que presentará el 27 de junio en la Sala La Sal de Madrid.


El tema 'Como aquel verano del ático', cuenta Sed,  "es una mezcla de muchos momentos, de flashes que he vivido en los últimos años". El vocalista que ha producido su propio disco, cuenta que esta próxima actuación en la sala La Sal "la banda sonará muy potente". Así, Sed añade: "Tocaremos los 10 temas que conforman el disco, y habrá alguna sorpresilla". Además, dice que "al disco le queda poco para salir, y es el momento perfecto para que el público escuche por primera vez las canciones".

Pero Sed, o sea, Sergio Delgado Morales, comienza su historia en el Puerto de la Cruz, al norte de la isla de Tenerife, en las Islas Canarias. Sus padres también son canarios, y le ayudaron a estar ligado a la música desde muy pequeño, cuando estudiaba piano. "Con 5 años mis padres me regalaron mi primer teclado del que no me despegaba en todo el día, y a los 6 comencé mis estudios", confiesa el artista. 

UN VERANO EN CANARIAS, POR FAVOR

"Ya en la adolescencia empecé con la guitarra, aunque con el piano aprendí la disciplina del estudio instrumental; la guitarra me aportaba mucha más libertad y creatividad", insiste. Pero fue entonces cuando comenzó a componer y cantar. "Estuve un tiempo formando mi voz con clases de canto moderno, aunque fue en la universidad donde estudié para ser maestro especialista en Educación Musical y posteriormente Historia y Ciencias de la Música, es decir, Musicología". 



A los dieciséis años fue cuando se dio cuenta de que quería dedicarse a la música. Quién lo iba a decir... Ni su perra Donna, un Basset Artesiano, lo creería. ¿O sí? "Siempre se ponía muy feliz cuando la llevábamos al monte toda la familia los fines de semana", recuerda. Ahora en Madrid la echa de menos, pero vino a Madrid en 2008 para "hacer tercero de magisterio musical con una beca Seneca y luego entré en Musicología". Así, añade: "Adoro mi isla y mi tierra pero Madrid es una ciudad que te ofrece muchas más posibilidades si quieres dedicarte a la música". Ahora, en la capital de España, trabaja en una escuela de música como profesor de guitarra, piano y canto moderno. Y, además, busca un hueco en tu reproductor. 


PALABRAS

¿Qué historia esconde tu primer single ‘Como aquel verano del ático’?
Me gusta cuando distintas cosas que has vivido terminan confluyendo en una misma cosa. Por ejemplo, en cuanto a lo musical, la idea del riff principal de guitarra, que se escucha con claridad en la introducción, surgió como un ejercicio de clase con mis alumnos de guitarra. Me gustó tanto lo simple y directo que era que en cuanto llegué a casa lo maqueté añadiéndole más instrumentos. Musicalmente la idea era construir una atmósfera apacible, cíclica y repetitiva, pero en busca siempre de un clímax. 

En cuanto a la letra, hay una mezcla de imágenes vividas en los últimos años. Evidentemente el germen del texto es la ruptura sentimental con una persona. Una ruptura necesaria e irremediable pero que no me daba la gana tomármela de una manera trágica. Necesitaba decir algo optimista dentro de la melancolía que me producía ese fin.  Algo así como un auto engaño de que todo ha estado, está y estará bien. Por otro lado, también era la despedida de un grupo de amigos.

Algunos de estos habían vivido hacía unos años en un piso con ático. Siempre hablaban de lo impresionante que era ese piso y sus historias de verano. Historias que daba envidia  no haberlas vivido. Supongo que la canción para mí era una manera de despedirme de esos amigos, deseándoles que volviesen a vivir historias como las  de 'Aquel verano del ático'. En definitiva, en ese momento, era necesario obligarse a pensar que siempre todos merecemos algo mejor, quitarse el rencor de lo pasado y mirar hacia adelante con optimismo.

¿Cuál fue tu primer amor?
Quitando los amores de adolescencia, conocí el amor real viviendo en Madrid. Me ayudó mucho a conocerme y siempre he intentado ofrecer lo mejor de mí a mi pareja. Compartir tu vida con alguien te ayuda a crecer, madurar, algo así como verte en un espejo.  De todos modos, siempre he pensado que el amor es un complemento vital. Un complemento que debe servir para avanzar y generar felicidad a las dos personas. 



¿Cuáles han sido tus mayores recompensas hasta ahora?
Para mí la mayor recompensa es tener la posibilidad de vivir de lo que me gusta y lo que realmente se hacer. La música es un profesión dura pero muy agradecida. No es fácil y hay que trabajar mucho para poder vivir de ella. Supongo que el buscar tu camino con ilusión ya de por sí, genera felicidad. Poder vivir y transformar tus vivencias en canciones de la manera en que te gustaría escucharlas, ya es en sí una recompensa muy grande. He podido componer el disco que he querido, sin limitaciones. Suena tópico, pero ahora la mayor recompensa es poder compartirlo y ver como algo tan íntimo y personal se transforma en algo grupal.

¿Cuántas cosas has aprendido grabando Pop amable?
Tener mi propio estudio de grabación en casa me da mucha libertad a la hora de componer y desarrollar las ideas. Puedo dedicarle el tiempo necesario a cada canción. Comencé a maquetar las canciones hace un año aproximadamente. Después de grabar las baterías, bajos y voces en los estudios 'El Hangar' en La Laguna (Tenerife), ya en Madrid, terminé toda la grabación de las guitarras y los teclados. 

Es decir, he tenido un año para instrumentar cada canción. Siempre tiendo a la sobreproducción del sonido. Y creo que poco a poco he ido aprendiendo a ser más directo, buscar más la simplicidad sonora. Evidentemente cada vez voy más a tiro hecho, vas conociendo qué caminos te funcionan más y qué otros no. He tenido la suerte de contar con buenos amigos músicos que me han ayudado también en todo este proceso. Al principio todo parte de ti mismo, es tu rayada, y poco a poco vas aprendiendo a compartirlo y a dejar que otras personas aporten nuevas visiones a las canciones. Al final el resultado es mucho más completo y rico en calidad.

MÁS SED

¿Cuáles son tus referentes musicales?
Cómo comenté antes siempre he escuchado mucho rock español y  argentino. En mi etapa de adolescencia escuché mucho a Los Rodríguez, Fito Paez, Ariel Rot, La Cabra Mecánica, Andrés Calamaro, Gustavo Cerati, M-Clan, Fábula, Altraste, Quique González, etc. Actualmente escucho muchos grupos como El Columpio Asesino, Mucho, Él Mató a un Policía Motorizado, Señor Mostaza, Nacho Vegas, Babasónicos, Alex Ferreira, Miss Caffeina, etcétera. No tengo un referente musical claro. No compongo pensando en hacer algo que se parezca a un determinado grupo, sino que me gusta analizar la música que escucho y fijarme en detalles de composición, textos , etc. También escucho mucha música electrónica: The Presets, Marek Hemmann, Paul Kalkbrenner o Sascha Funk; y siempre intento que esté de alguna manera presente en mi sonido.

¿Con quiénes –artistas – te gustaría hacer un dúo?
Uff... podría hacerte una lista interminable. Jeje... Hay artistas que sigo desde pequeño y a los que admiro mucho, aunque quizás, a día de hoy, poco tienen que ver ya con mi sonido actual. Pero siempre he sentido una gran admiración por Fito Paez, Ariel Rot o Babasónicos, por ejemplo. He escuchado, y escucho, mucho rock argentino y vocalmente supongo que me ha influido bastante. Por otro lado admiro mucho a Lichis (La Cabra Mecánica) y estoy esperando impaciente a que saque algo nuevo pronto.

¿A cuál no soportas?
En general siento muy poco interés por la música rápida, barata y excesivamente directa. Me gusta escuchar artistas y grupos dónde se puede percibir un interés por evolucionar y perfeccionar un sonido. Hay música comercial que no tiene porque ser mala pero la mayoría de los artistas "productos" no me llaman mucho la atención. Podría encabezar la lista David Bisbal y terminarla con  Pitbull, por dar algún nombre.

¿Tienes algún tema o proyecto nuevo?
Nunca paro de componer. Me gusta sentarme en casa y ponerme a crear ideas. Para mi es algo así como un anti-estresante. Poco a poco voy viendo si esas canciones que van surgiendo merecen la pena ser editadas más adelante. Ahora ando centrado en la promoción de los singles del disco. Dentro de muy poco saldrá el segundo single de ¨Pop amable.¨ que se llama ¨Francotirador¨. Es una canción muy distinta a ¨Como aquel verano del ático¨. Mucho más oscura y profunda. El texto es de Armando de los Ríos y respira una ambientación cinematográfica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!