domingo, 20 de julio de 2014

Gritos de guerra suenan en Mérida

'La Iliada' es la obra del director Stathis Livathinos en la que ha decidido contar en tres horas y media la gran historia de Homero. 

Fotografía de Jero Morales.
Un aullido destilado marcó el comienzo de la histórica batalla. "¡Aquileees!", se ahogaba en aclamar la atención del guerrero. La batalla va a comenzar: 53 días de encarnizada lucha desde que los Aqueos sitiaran la ciudad de Troya durante nueve largos años. Y así lo narró Homero en 'La Iliada' en el año 762 antes del nacimiento de Cristo, para que ahora el director griego Stathis Livathinos pueda hacerlo en la 60º edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida



El cuarto espectáculo de esta edición del Festival de Mérida acerca al público la Guerra de Troya. 'La Ilíada' de Homero, dirigida por Stathis Livathinos, hace vivir una de los relatos más emocionantes de la antigüedad en versión original, en griego, con subtítulos en castellano. El toque Levathinos, con un movimiento escénico apasionante y un argumento lírico, empuja a Polyplanity Productions -compañía de teatro conocida por su revisión de los clásicos-, y con la colaboración del Festival de Atenas y el apoyo de la Organización Nacional de Turismo de Grecia, a poner en escena la historia homérica en el Teatro Romano de Mérida.

SIN GRIEGO DESDE LOS 80' 

La obra ya la habría llevado Stathis Livathinos al Festival de Atenas, con los veinticuatro cantos al completo que Homero idease hace miles de años. El espectáculo duró así casi cinco horas, pero para el Festival de Mérida se ha decidido recortar el relato a tres horas y media: desde las once de la noche hasta las dos de la madrugada, quince actores -que en más de una ocasión hacen varios personajes- interpretan el texto con agilidad. El movimiento escénico roba al público la percepción temporal. "La verdad es que ha sido larga pero no me he dado cuenta de la hora que era hasta que terminó y miré el reloj. Es apasionante. Pero para la próxima... ¡Me traigo un cojín!", cuenta Laura Martínez, una sevillana de 26 años que ha tropezado en Mérida de camino a sus vacaciones al Norte del país.

Imagen tomada por Jero Morales.
"La obra no creo que pueda entenderla cualquiera, pero si que es verdad que cuando consigues coger el hilo te hace reír", prosigue explicando la joven andaluza. La revisión de Stathis Livathinos ofrece una mirada contemporánea al texto de Homero donde se trata el drama de los ciudadanos por la situación política y social de la Grecia actual, comparado con lo que se vive en 'La Iliada'. “Toda Grecia está contenida en la Ilíada, con lo bueno y con lo malo, y lo que está atravesando el país, que es la Cruz de Cristo”, explica el director.

ES HORA DE LUCHAR

Para Stathis Livathinos este es el momento oportuno para crear este proyecto teatral porque "en estas circunstancias y padecimientos sociales es cuando la gente más necesita de grandes historias: tiene los oídos más abiertos”, asegura el director de 'La Iliada' en la rueda de prensa de presentación. Además, tras visitar Holanda y ahora en territorio español como segundo país incluido en la gira, asegura: "España, por su situación política y social, es también un lugar donde se puede entender mejor”.

Así, con una puesta en escena y el vestuario que recuerda al alcantarillado de la película 'Demolition Man', Stathis Livathinos consigue que el espectador comprenda al villano: enseña la parte buena de los malos, y la parte mala de los buenos. En una guerra no hay ni habrá ganadores ni vencidos, sólo destrucción y el despiece del Hombre. Así, según recoge la revista El Cultural, 'La Iliada' ha sido admirada por la crítica "por su energía desmedida, por su precisión quirúrgica, por su potencia poética y por sus conexiones con la deriva contemporánea" después de visitar el Festival de Atenas, el Festival de Epidauro, el Teatro Nacional de Ámsterdam y ahora el Festival de Mérida. Pero de todas formas en España aún queda una oportunidad más para descubrir la Guerra de Troya: en octubre estarán en el Teatro Valle-Inclán de Madrid

Jero Morales es autor de esta fotografía.






















En la escenografía destacan diversas piezas del atrezzo, como 400 neumáticos que forman los muros de las trincheras y barricadas de los dos bandos en conflictos, troyanos y aqueos, un trono de terciopelo rojo y madera calada en dorado, dos literas sin colchón, polvo y, por supuesto, destrucción. El elemento que más destaca es un pequeño lago que separa a los guerreros, jugando un papel importante en el desarrollo de la historia. En definitiva, una especie de fábrica o alcantarilla donde se esconde la mugre del Ser Humano. 

UNA GUERRA PARA REFLEXIONAR

Stathis Livathinos ha asaltado el texto homérico con las armas teatrales que tenía disponibles. Lenguaje lírico, movimientos de baile para los actores, y, sobretodo, imágenes visualmente espectaculares. El inquieto director -ya estaba nervioso cuando llegó a Mérida, y no le ayudó que una de las actrices se lesionara un tobillo en el ensayo general antes del estreno-; formado en la histórica Russian Academy of Theatre Arts, se hizo cargo del Experimental Stage of the Greek National Theater, en 2001. Así, manejando el timón de la institución siete años, tiempo que uso para tomar fuerzas, trabajó en una adaptación de seis horas de 'El idiota de Dostoievski'. De esta forma consiguió conocer a los actores que le han acompañado todo este tiempo hasta aterrizar en Mérida con 'La Ilíada'

Imagen capturada por Jero Morales.

En definitiva, se trata de la recuperación de Livathinos del relato de la Guerra de Troya, como paralelismo de los acontecimientos históricos de la Edad Contemporánea. Así, el autor trabaja durante tres horas y media junto con el espectador por el futuro de la sociedad a través de la reflexión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!