miércoles, 1 de julio de 2015

En verano, teatro

Ana Belén se muestra nerviosa, aunque confiesa que "lo más relajante es disfrutar del ambiente de los camerinos emeritense con algo de música". 
Fotografía captada por la periodista Marta Pérez en el ensayo general de 'Medea'.

Cuando llega el estío, las ganas de disfrutar de la tranquilidad, el frescor y la magia en compañía de Catalina, lleva el cuerpo hasta el graderío del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. 'Medea' es la obra elegida este año para abrir el apetito teatral de los extremeños, y que cuenta con el protagonismo de la actriz Ana Belén. Un cúmulo de sensaciones para la noche del 1 de julio que el director teatral José Carlos Plaza ha preparado.

"Cada uno tiene su ritual. Pero a mi lo que me relaja es estar pronto en los camerinos y hablar, relajándome con algo de música. Prepararme el vestuario poco a poco sin nervios... Es un poco como ponerse el traje de torero: según vas incorporando elementos los vas haciendo tuyos", relata Ana Belén. La protagonista de 'Medea' -patrocinada por Mercedes Benz- explica cómo es el momento justo antes de entrar en escena, mientras se prepara "cagada" su personaje dramático.

A pesar de ser la segunda ocasión en la que la actriz y cantante pisa la arena del Romano, esta vez es diferente ya que el estreno del Festival de Mérida se presenta con la obra de José Carlos Plaza, 'Medea', que ha sido puesta en escena en Mérida hasta en catorce ocasiones. "Esta es la gran tragedia griega que más veces se ha representado en el Festival de Mérida, interpretada por grandes actrices como Margarita Xirgú o Nuria Espert", declara Jesús Cimarro, director del Festival de Mérida. Así, el texto elegido es del dramaturgo Vicente Molina Foix, en el que las palabras cobran una importancia suprema en la escena. 

Ana Belén ensaya en el Teatro Romano de Mérida.
Además, los componentes que aparecen en esta 'Medea' son una seña de identidad de José Carlos Plaza: vestuario desgarrado y con colores mates, diálogo dramático y grandilocuencia de la escenografía. Pero la diferencia estriba en los mappings usados para acompañar las narraciones, que se se han usado en anteriores ocasiones para la gala de los Premios Ceres. Un espectáculo que apunta ser la obra clave de esta edición del festival. 

BUENAS NUEVAS

Por otro lado, el director del festival junto con Rodríguez Osuna, alcalde de Mérida, han transmitido el deseo de incluir el Festival de Mérida como Patrimonio Inmaterial de la humanidad por la UNESCO. "Sería un acontecimiento importantísimo para la ciudad, ya que sería darle el prestigio y la relevancia que le da este gobierno a la cultura", comenta Osuna.

Y por si fuera poco, "este año será un festival más accesible que otros años para las personas con deficiencias auditivas y visuales", dice Cimarro. Y continúa explicando que "la Federación Extremeña de Deficientes Auditivos se encargará de acercar a los espectadores los distintos estrenos programados en el festival para las personas sordas y ciegas".

De esta forma se dan algunos pasos más del crecimiento del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Hay que sumar las dos nuevas localizaciones del festival, en Medellín y Madrid, después de la de Regina. La nominación al Premio Princesa de Asturias de las Artes también merece ser nombrado, la inclusión en multitud de medios de comunicación, y muchas novedades más que engrandecen la capital. Y es que, el Festival de Mérida crece. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Recomienda este blog!